Saltar al contenido
Como hacer sidra

Injerto de corona

injerto de corona

Para el injerto de corona se practica la injertación,por el sistema de estaquilla. Este injerto se realiza en patrones de buén espesor, en troncos y ramas gruesas de ar­mazón. También es de gran utilidad para la fruticul­tura en la reorganización de vergeles, por medio de la reinjertación.

Claro es que, tratándose de injertar tron­cos o ramas de mucho diámetro, no es hendirlos.

De aquí ha nacido el sistema de enjerta­ción por corona, que consiste en injerir la púa, entre la corteza y la madera, de varias maneras, según vamos a verlo y exami­narla.

Se corta el tronco o la rama gruesa per­pendicularmente a su eje, con sierra o se­rrucho. Esta operación puede hacerse con alguna antelación, pues así la savia acude al borde de la corteza seccionada, benefician­do el prendimiento. En el momento que se va a operar se alisa la superficie cortada, quitando las rebabas y refrescando la he­rida.

injerto de corona
Injerto de corona

Las estaquillas se preparan eligiendo tro­zos de los esquejes con yemas de buen des­arrollo, pero sin empezar todavía A. brotar. En cada trozo de esqueje se dejan dos o tres yemas, lo que supondrá una longitud de es­taquilla de ocho a diez centímetros. Después en uno de los extremos se hace un corte, de unos cuatro centímetros, en forma de pico de flauta, con entalladura, a. O también, sin ella, según se ve en H, más sencillo y expeditivo, cuando sean muchos los árboles a injertar.

Proceso del injerto a corona

Para introducir la punta de la estaquilla se hace sitio, entre la madera y la corteza, con una espátula dura, boj o hueso. En ese hueco se mete la púa preparada. Dee modo que la parte seccionada se adapte a la madera del patrón y quede la corteza contra la misma de éste.

Sucede frecuentemente que, al meter la curia o espátula, se resquebraja la corteza de un modo desigual. Por lo que suele ser preferible el cortar verticalmente previamente la corteza del patrón. Este corte se realiará en una altura de unos cinco centímetros en los pun­tos en los que se van a colocar las estaqui­llas preparadas. De esta manera puede ba­jar más,la yema in­ferior de la púa preparada. Por lo que hay que tener cuidado de hacer el corte desde un poco más arriba de la referida yema.

Se comprende que al hallarse la yema más baja que el borde de la sección dada al árbol, al brotar la misma formará una ra­milla más resistente. Esta ramilla estará menos expuesta a su rotura por el viento y otros agentes exteriores, que si hubiera nacido en la parte media o alta de la estaquilla colo­cada.

Terminada la introducción de las esta­quillas en todo el perímetro del corte, con­viene apretar o ajustar las cortezas contra las estaquillas puestas. Entoces se ata­rán con rafia u otra ligadura, comenzando por la parte superior.

Índice

Variable de injertos de coronas

Una variación de este sistema de injer­tar por corona se viene empleando hace algunos años en Italia. Esta variación la vamos a des­cribir someramente, ya que da buen resul­tado, según lo hemos experimentado.

Se empieza por colocar la ligadura en todo el contorno o circunferencia del corte. Esta atadura debes ser bien bien adapta­ble, como la rafia, y se hará en una altura de cua­tro a cinco centímetros.

variable injerto corona
Variable injerto de corona

A continuación se marcan con un lápiz los puntos en los que se han de introducir las estaquillas. Éstas no deben espaciarse unas de otras más de cinco centímetros. Después se preparan las púas, H, en la forma ya explicada. Pero se quitará toda la corteza, opuesta al bisel practicado, en toda la altura desde la base del ojo, a.

Sin pérdida de tiempo se meterá en los puntos prefijados en el pa­trón una puntiaguda espátula, que se ten­drá preparada, de material duro, entre la corteza y la madera. Se introducira la espátula en una altura propor­cionada al largo de la parte descortezada. Entonces en cada una de estas cavidades se introducirá una estaquilla, Se meterán forzando un poco, para lo cual se le ayudará a meterse, pe­gándose suavemente, con el mango de la serpeta o cuchillo. Esto se realizará hasta que coincidan perfectamente la corteza de la púa y la del mu­ñón del patrón descabezado.

En seguida debe procederse a embetunar, todo el circulo seccionado. Se realizará de una ma­nera completa. De tal forma que se taparán perfectamente las heridas que queden al descubierto en las ba­ses de las estaquillas y hasta los cortes superiores de las mismas.

Más sobre injertos

Te invitamos a que sigas estudiando sobre la reproducción del manzano por injertos, leyendo nuestro siguiente apartado que se trata del injerto por aproximación.

Si lo que quieres es estudiar más sobre injertos, puedes ver este vídeo sobre este tipo de injerto.