Saltar al contenido
Como hacer sidra

Poda de vigorización

poda de vigorización

Los árboles, con los años, y sobre todo si han estado produciendo intensamente abandonados sin dar a sus tierras la susti­tución del alimento que van pidiendo al ser esquilmadas. En los arboles se observa que decaen en su producción y acaban por ser estériles. La savia en ellos no tiene bastante fuerza para hacer abrir los botones de flores de que a veces están llenos, y quedan inermes para toda producción. Puede ser necesario entonces una poda de vigorización.

En estos casos, y si el árbol se conserva, sano, es conveniente hacer una poda de re­juvenecimiento o vigorización. Esta poda se realiza acortando las ramas de ar­mazón, sobre ramillas bien constituidas y sanas.

El corte puede hacerse por igual o bien acentuarse en la cima o parte alta para fortificar la región baja. Operación que de­bemos hacer después de un examen atento, viendo si existe alguna fructificación en la parte’superior y no la hay en la inferior, o si es escasa o nula en todo el árbol.

Índice

Consejos después de la poda de vigorización

A estas operaciones de poda o desmoche deben preceder otras de limpieza del árbol. Limpieza de sus musgos, líquenes o muérdago, que puede tener al ser algo viejo y hallarse abandonado. Pero, sobre todo, es imprescindible el renovar la tierra que le rodea y el abonarla copiosamente con abonos que renuevan su vigor.

Desde luego que todo corte debe cubrirse con muy buen betún de injertar. De esta forma con­seguiremos el aislamiento de la herida con el ambiente exterior y acelerar una buena cicatrización y curación.

Las talas fuertes practicadas en las ramas de armazón, cerca de su nacimiento, y las efectuadas en los mismos troncos, sue­len hacerse para la renovación total de la variedad del árbol por medio de la reinjertación.

Pero tambiém se puede hacer la tala para obligar al árbol a brotar en estos puntos vitales. Aunque de debe decir que son operaciones pe­ligrosas para la vida del árbol. En algunos casos excepcionales se practica esta opera­ción a raíz de accidentes debidos al rayo u otra causa que haya podido destrozar parte del árbol. Accidentes que han dejand entero y sano el tronco. Pero aun en estos. casos es preferible y más segura la renovación del árbol por medio de la reinjertación. Esta practica tieneademás, la ven­taja de que puede cambiarse la variedad, si la anterior no era satisfactoria.

Te invitamos a que sigas estudiando sobre la poda del manzano, leyendo nuestro apartado que se trata de las herramientas para podar.

Si lo que quieres es estudiar más sobre la poda o tener otra visión, puedes leer este artículo sobre este tipo de poda.