Saltar al contenido
Como hacer sidra

Operaciones para proteger el fruto

Tanto para las inclemencias del tiempo, plagas y caidas de las manzanas se pueden realizar operaciones para proteger el fruto.

Índice

Embolsado de frutos

embolsado para proteger el fruto

Hace más de medio siglo que se empezó a emplear, en Francia, el procedimiento de envolver los frutos en papeles o bolsas. Todo con el objeto de preservarlos y mejorarlos.

Se emplean para la manzana bolsas en la forma A, rasgadas por su lado mayor para poderse meter el fruto. Esta bolsa se ata en su parte superior reunien­do el papel. También se pue­de emplear el procedimiento de plegar, a manera de sobre, la parte superior de la bolsa, y sujetarla con un alfiler. Para la manzana bastan bolsas de un tamaño de 16 X 24 centímetros, a lo sumo.

Material de las bolsas para proteger el fruto

El papel que se emplea con mejores re­sultados es el llamado de cristal, semitrans­parente. En la parte inferior conviene perforar la bolsa con varios agujeros hechos con un alfiler grueso. Esto se realiza con el objeto de.entre el aire y salga el agua de lluvia que ha podido penetrar fortuitamente.

En las bolsas fabricadas a este para proteger el fruto, y que se encuentran en el comercio, está ya prevista esta perforación de pequeños agu­jeros. Agujeros de tamaño suficiente para que entre el, aire y salga el agua, pero no para que puedan penetrar insectos.

Se consigue con el ensacado, proteger y aislar el fru­to de las picaduras de las avispas, pájaros y la acción de los roedores y demás enemigos de la. fruta. Pero más principalmente se evita con este recubrimiento el ataque medio y tardío del gusano de la manzana (Carpocapsa), o de otros insectos.

También se consigue con el ensacado el preservar a los frutos de las enfermedades criptogárnicas. Favorecidas estas por los fríos, hu­medad y cambios bruscos de temperatura, de los que están preservados los frutos en­cerrados en el papel.

Si a esto añadimos el que los frutos ad­quieren más tamaño y azúcar y presentan un precioso aspecto en su piel, bien pode­mos decir que merece la pena de tomarse este trabajo para obtener tantos beneficios.

La colocación de los sacos se hace a fines de mayo, o más bien en junio. Se retiran al recoger la cosecha o antes, si se quiere que tomen color, y en cuyo momento pue­den imprimirse, en los frutos, iniciales y hasta figuras con negativos pegados en la epidermis de la manzana.

Redes protectoras para proteger el fruto

También hemos empleado redes para sos­tener y proteger los grandes frutos, de mucho peso, en evitación de su deterioro o magullamien­tó al desprenderse del árbol y chocar contra el suelo. Está demostrado, además, que el fruto así sostenido llega a alcanzar más peso y mayor tamaño. Se hacen de forma alargada, de hamaca, con cabos en los extremos para atarlas en los alambres de la armazón. Sirven para muchas veces, pues se quitan después de haber servicio.

Te invitamos a que sigas estudiando el manzano, leyendo el apartado que se trata del tipo de sidra según el terreno de cultivo.

Si lo que quieres es estudiar más sobre el manzano o tener otra visión, puedes ver este artículo sobre este tipo de operaciones proteger la manzana en el árbol.